EnBici

Más de un 30% de los desplazamientos urbanos que se hacen actualmente en coche, demasiado largos para hacerlos cómodamente a pie, podrían hacerse en bici o en VMP.

Cada usuario que pasa de hacer uno de esos trayectos en coche a hacerlo en otro medio más sostenible, es un punto que aumenta la calidad de vida para sus vecinos.

Nosotros tenemos las ideas, los recursos y la experiencia para lograr ese cambio.

Diversión

Hacer la bici divertida es el mejor modo de conseguir que jóvenes y adultos la tengan en mente como una opción de desplazamiento cotidiano.

Tenemos múltiples actividades para transmitir el placer y la libertad de la bicicleta a usuarios potenciales de todas las edades. Cuando vuelvan a sus casas, no querrán guardar sus bicis.

Formación

La formación es la herramienta más potente para dar a los usuarios potenciales de la bici el control de su propia seguridad, devolverles la confianza y el placer, y poner a su alcance, en unas pocas horas, la inmensa mayoría de las calles de su ciudad.

La formación de usuarios es también una actuación de gran visibilidad y que se amplifica a sí misma: cada ciclista circulando con seguridad y confianza contribuye a la mejora de la cultura de tráfico de otros usuarios y de las docenas de automovilistas con los que interactúa en cada viaje.

Hacemos formación tanto de escolares como de adultos, completamente práctica, en las mismas calles en las que van a estar usando sus bicis.

Promoción

Creación de materiales, eventos, gestión de canales de comunicación, intervenciones específicas para los distintos nichos de uso (mujeres, escolares, desplazamientos laborales, etc…) El más innovador y completo repertorio de herramientas para revalorizar la bicicleta como una alternativa realista y deseable para el público en general, con un foco intenso en los usuarios de automóvil, que son el público objetivo natural de cualquier estrategia que pretenda un cambio modal significativo.

Diseño

La inmensa mayoría de las calles de su ciudad son ya ciclables en condiciones de adecuada seguridad para cualquier usuario de bicicleta que conoce y cumple las normas básicas de circulación.

En algunas vías existen problemas: de visibilidad, de maniobrabilidad, de velocidad, de legitimidad… también existen barreras, naturales o construidas, muchas de ellas producto de políticas urbanas anticuadas e imperceptibles para los no ciclistas o para la mirada tradicional de creación de redes ciclistas.

Nuestro enfoque de adecuación de la red viaria, basado en las mejores y más modernas prácticas existentes en el mundo, busca encontrar las intervenciones menos invasivas y costosas para facilitar la circulación segura y natural por las calles existentes.